A.E.F.I.P
Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos
sábado 26 de septiembre de 2020 - Edición Nº907
Trabajadores Impositivos » Noticias » 20 abr 2020

¿SE PUEDEN PRODUCIR CAMBIOS EN EL MUNDO?


Por:
la causa radical

No queremos dejar de decir qué es lo que pensamos.  Somos de los que creen que la crisis económica derivada de la pandemia, que será muy grande en todos los países, producirá cambios importantes en el mundo. Para que tengamos una idea: en China, de enero a marzo, la economía cayó el 6.8%. En EE.UU. prevén un desempleo del 30%. En 25 días se destruyeron 23 millones de empleos. Y para el 2do trimestre estiman una caída del 40% del PBI. En España se estima un descenso del 9% del PBI en el 2020. Y así en casi todos los países. Lo extraño sería que no se produjeran cambios.

Por supuesto, los portavoces del neoliberalismo se burlan de quienes creen que habrá cambios en el modelo económico que ha sido hegemónico desde hace unos 40 años. Pero tomémoslos con pinzas. Como dice un intelectual estadounidense, la historia demuestra que las élites dominantes siempre han tenido dificultades para ver venir los cambios. Y cita solo a modo de ejemplos, los casos de la revolución francesa, del imperio Romano y la revolución rusa. En estos y otros cambios históricos, las élites, sobre todo las económicas, estaban en Babia.

Además a la crisis económica derivada de la pandemia, habría que sumarle la disputa geopolítica actual. No es una cuestión menor. Nos referimos a la lucha por la hegemonía entre EE UU y China. EE UU hará todo lo que pueda para no perderla. Las acusaciones cruzadas sobre el coronavirus, son solo un capítulo en esta guerra. (Y cuidado, porque la verdad, como suele ocurrir en todas las guerras, no suele ser respetada). Habrá que ver cómo se enrolan los países en ella. Esta no es una cuestión a desconsiderar.

Por supuesto, no sabemos para dónde se pueden disparar los cambios. No lo sabe nadie. Puede que para mejor, puede que para peor. Y no nos referimos solo al funcionamiento de la economía, sino también a lo político. Más concretamente, a la democracia. Puede que las cosas evolucionen hacia su profundización, pero también puede ocurrir lo contrario.

Para nosotros la actual es una encrucijada histórica. La dirección de los acontecimientos dependerá de muchos factores, entre otros, de la lucidez, de la consciencia, de la imaginación y el coraje de los liderazgos políticos, nacionales e internacionales. Y por supuesto, de la voluntad de los pueblos. Y de la fuerza que puedan acumular. La Historia no está escrita. Nunca lo estuvo. La hacen los hombres.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS