A.E.F.I.P
Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos
viernes 10 de abril de 2020 - Edición Nº738
Trabajadores Impositivos » Comunicados » 20 dic 2019

Habrá un virtual congelamiento de los haberes previsionales a más de 2.000.000 de jubilados

Con la sanción de la ley de “solidaridad social”, se consolida una nueva vejación al haber previsional de más de 2.000.000 de jubilados, entre los cuales están los jubilados de AFIP a quienes representamos.


Por:
Agrupación 30 de Octubre AEFIP

                Con la sanción de la ley de “solidaridad social”, se consolida una nueva vejación al haber previsional de más de 2.000.000 de jubilados, entre los cuales están los jubilados de AFIP a quienes representamos.

                Este virtual congelamiento de las jubilaciones  pergeñado entre bonista y acreedores externos (a juzgar por lo felices que están) ha de repercutir fuertemente entre los jubilados que tan solo cobre poco más de la mínima.

                Ello es así conforme la nueva ley establece la suspensión de la movilidad jubilatoria durante 180 días, tiempo durante el cual el poder ejecutivo solo podrá otorgar aumentos por decreto en forma discrecional y esa discrecionalidad yka fue manifestad; será solamente para los jubilados de la mínima.

                Cabe recordar que, la ahora suspendida,  movilidad jubilatoria preveía un aumento a los jubilados a partir de marzo del 11.56 % y a partir del mes de junio del 15.7 %, lo cual totalizaría para el primer semestre un incremento del orden del 29%, para todos los jubilados.

                Vale recordar que conforme expresiones del actual ministro de economía “otorgar los aumentos previstos en la ley de movilidad previsional resultaría altamente inflacionaria”. Vaya que capacidad de darse vuelta, en plena campaña hablaban del impacto positivo de aumentar el consumo para reactivar la economía, ahora resulta que un aumento a los jubilados fuera de la mínima es inflacionario.

                Vuelven a la carga con las viejas recetas implementadas a mediados de la década del 2000, mediante la cual proponen enfrentar a jubilados contra jubilados. Así en aquel momento se incorporo al Sistema previsional más de 3.000.000 jubilados sin aportes y con –moratoria mediante- . No fueron capaces de incorporar una fuente de financiación parea solventar los haberes de los nuevos jubilados que permitiera dar sustentabilidad al Sistema Previsional, y hoy se hacen los sorprendidos diciendo que el Sistema así como está no tiene financiación, ocultando que son parte (y parte importante) del problemas.

                Hoy vuelven a cometer el mismo pecado original, pretenden financiar un aumento a los jubilados de la mínima utilizando los fondos de aquellos que cobran más. Sin ni siquiera detenerse un segundo a pensar que ese “más” que cobran, fue el fruto de más de 30 o 40 años de aportes, que nadie le regalo nada, ni moratoria, ni subvención alguna, solo fruto de su trabajo y de la resignación de su sueldo en actividad para pensar en una vejez mejor.

                Si quieren incluir en la jubilación a personas mayores sin aportes está bien, aplaudimos, felicitamos y acompañamos esa decisión, si quieren aumentar por encima de lo que ley de movilidad previsional prevé, a los jubilados de menores ingresos, está bien, aplaudimos, felicitamos y acompañamos esa decisión, PERO FIJEN UNA FUENTE DE FINANCIAMIENTO para esas decisiones, y no lo hagan reduciendo los haberes de los demás jubilados congelando el haber previsional de aquellos que cobran poco más que el mínimo. Proponen una pelea de jubilados contra jubilados, Reduciendo el haber de un sector de jubilados para dárselo a otro.

                No importa si el jubilado gana más de la mínima, si gana 30, 50 u 80.000 pesos, ese jubilado gana eso porque durante toda su vida aportó para que ello ocurra, resigno dinero en su vida laboral activa precisamente para ello. Los jubilados –ya lo dijo la corte- al referirse a los jubilados- “el envejecimiento y la enfermedad son causas determinantes de vulnerabilidad que obligan a los jubilados a contar con mayores recursos para no ver comprometida su existencia y calidad de vida".

                Los que hoy estamos en actividad y aportamos hasta el tope permitido, lo hacemos pensando en una jubilación mejor, pensando en que podamos seguir ayudando a nuestros hijos, y no que nuestros hijos nos ayuden a nosotros.

                Y si no se les ocurre ninguna idea de cómo financiar los aumentos de la jubilación, le damos alguna idea, REPOGAN LAS COTRIBUCIONES PATRONALES QUE CAVALLO DEROGO, GRAVEN LA MINERAS EN LUGAR DE REDUCIRLES LAS RETENCIONES, COBRENLE IMPUESTO A LAS GANANCIAS A LOS JUECES, y muchas más. Fuentes hay, lo que falta de decisión de que bolsillo afectar. Es fácil meterse con un jubilado, lo difícil es ir contra el juez.

                Y en este mismo sentido cabe agregar, rara forma tiene este gobierno de entender la solidaridad, ya que quedaron exceptuados del congelamiento previsional los jubilados bajo régimen de la Ley N° 24.018, que comprende a las asignaciones mensuales vitalicias para el "Presidente, Vicepresidente de la Nación y Jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; Regímenes para Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial, del Ministerio Público y de la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas y que precisamente perciben las jubilaciones más altas del sistema (en promedio $210.000)

                Nos opusimos en diciembre de 2017 a la rebaja de las jubilaciones y nos volvemos a oponer hoy a una nueva rebaja salarial de los jubilados. Podrán disentir con nosotros en la forma de ver las cosas, pero jamás podrán decir que no somos coherentes en nuestro pensamiento con independencia del partido político que encara la rebaja. NO TODOS LOS DIRIGENTES PUEDEN DECIR LO MISMO.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS